Robinson, Centelles…o cuando leer, viajar y contrastar debería ser obligación



Robinson, Centelles…o cuando leer, viajar y contrastar debería ser obligación" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 27/06/2018

Robinson, Centelles…o cuando leer, viajar y contrastar debería ser obligación

Cuando está próxima a salir la nueva edición del World Atlas of Wine, de Jancis Robinson, a quien aporta en lo que concierne a Cataluña el sumiller Ferrán Centelles, me topo con una descripción sobre los vinos catalanes que habla más de los deseos políticos del autor, siempre respetables, que de los vinos en sí. Y, además, se mete en charcos que literalmente salpican de barro y fango a la endiosada Mrs Robinson.

Según el texto, que sale con la aquiescencia de la afamada gurú, “Cataluña ha convencido al mundo (o, como mínimo, a sí misma) de que es un país al margen de España”. Una aseveración respetable cuando una inmensa mayoría de los ciudadanos de esta Comunidad Autónoma piensen así, algo que de momento no parece.

 “Barcelona es una de las ciudades más dinámicas de Europa, y tan próxima a Francia como a Castilla”, dice más adelante. Nada que objetar. Totalmente cierto. Y buena prueba de ello son las últimas elecciones autonómicas de 2017 donde ganó Ciudadanos con cerca del 27% de los votos y donde las fuerzas constitucionalistas obtuvieron 47 diputados frente a los 38 de las autoproclamadas independentistas. Barcelona es una de las ciudades españolas y europeas con mayor proyección, mayor cosmopolitismo y mayor apertura de miras.


“Los catalanes no son tan dados a la siesta; se trata de gente muy ocupada y, en lo que respecta al vino, excepcionalmente creativa” escribe Centelles.  Es decir que mientras los bodegueros y enólogos catalanes trabajan, los de Rioja, Jerez, Galicia o La Mancha se dedican a dormir la siesta.


Pero el problema real de la infortunada y supremacista descripción se produce en el siguiente párrafo cuando asevera “Los catalanes no son tan dados a la siesta; se trata de gente muy ocupada y, en lo que respecta al vino, excepcionalmente creativa”.  Es decir que mientras los bodegueros y enólogos catalanes trabajan, los de Rioja, Jerez, Galicia o La Mancha se dedican a dormir la siesta. O dicho de otro modo, Juan Carlos de la Calle, Miguel Ángel de Gregorio, Peter Sisseck, Raúl Pérez, Mariano García o Antonio Flores, por poner algunos ejemplos, están que se caen de sueño, ya que le pegan más a la inveterada costumbre ibérica de la cabezada que a la elaboración. No sé si en ese saco de la siesta se incluyen también a los catalanes españolistas, algunas de cuyas empresas han trasladado su sede social fuera de esa Comunidad Autónoma, o a los enólogos de fuera, como Álvaro Palacio, Josep Lluis Pérez o Miguel Coronado, por poner tres ejemplos, que ejercen magistralmente su labor en Cataluña.

Esta aseveración, en boca de Trump o Mateo Salvini, no me hubiera parecido rara, pero sí lo es en el caso de Mrs Robinson y de Centelles. Y lo es porque tachar de vagos al 85% de los españoles y de ocupadísimos al restante 15% no deja de ser, una tontería supina rayana en los postulados de la extrema derecha europea o del supremacismo blanco de los Estados Unidos.

Y es que ningún ser humano, ningún país de los más de 200 que conforman el mundo, está por encima de los demás. Cuando alguien se siente superior al resto, y no hace falta recurrir a la historia, el frentismo está servido. Se puede ser independentista y defenderlo a capa y espada, ofrecer argumentos, discutirlos civilizadamente, pero sin menospreciar al de al lado, sin recurrir a tópicos propios de ignorantes y, sobre todo, se debe viajar más con espíritu crítico, aprender de los demás y leer: Josep Pla, Salvador Espriu, Merce Rodoreda, Pere Gimferrer o Juan Marsé son mejores ejemplos de intelectualidad, sin duda, que Enric Prat de la Riba, Jordi Bilbeny o Quim Torra.

Esperemos que este texto haya sido un lapsus propio de la juventud y del excelente trabajo que, en líneas generales, desarrolla Centelles y que Jancis Robinson no pierda su aureola de seriedad por ponerse al servicio de los lazos amarillos; al menos desde una publicación dedicada al vino.

 

En respuesta al comentario dejado bajo estas líneas:

 

José Luis Murcia

 
José Luis Murcia
Periodista. Presidente de AEPEV-FIJEV.

 




Robinson, Centelles…o cuando leer, viajar y contrastar debería ser obligación" data-width="600">
Lallemand
Enolviz
Lev2050
 
Esto es Vino
 
LIEC QUALITY CONTROL








Video de la semana
World Bulk Wine Exhibiton 2018