Pascual, el Cruyff del vino. Parte III



Pascual, el Cruyff del vino. Parte III" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 09/11/2017

Pascual, el Cruyff del vino. Parte III

Seguimos con la última parte de la entrevista a Manuel Herrera de Finca Herrera. Hasta ahora no habíamos hablado de sus vinos, actualmente en auge; se le han otorgado grandes medallas en concursos nacionales e internacionales.

FINCA HERRERA: LA CONSECUENCIA LÓGICA E INEVITABLE DE TRES GENERACIONES DEDICÁNDOSE AL VINO

Para situarnos antes de terminar la entrevista, hablaremos un poco de esas famosas viñas. Son viñas viejas en vaso, poca producción, suelos de cascajos, majuelos con alma, vinos de paraje.

Como las raíces de la cepa vieja, la savia de la familia Herrera nutre nuevas ramas: Pascual, Pelayo y Sancho Herrera Pérez junto a su madre, Irene, son la inspiración y el pilar del proyecto de Manuel Herrera.

Sus tres hijos, incluso, diseñan, pintan y bautizan algunos de sus vinos. “Son la cuarta generación en espera, yo soy sólo el encargado de pasar el testigo dignamente¨ apunta el propio Manuel.

Con la filosofía de “primero la uva y después la cuba” y una decidida vocación de vigneron, el propietario de Finca Herrera comienza elaborando al amparo de dos D.O.: Vinos de Madrid y Cigales. Madrileños algo transgresores y cigaleños de un perfil más sobrio, todos los vinos de Manuel Herrera tienen algo en común: la capacidad de sorprender.

El absoluto respeto por las diversas variedades, por la tierra o el exquisito cuidado del paso por barrica son solamente algunos de los ingredientes que han situado a este joven proyecto entre los más valorados por la crítica especializada y por los jurados profesionales de certámenes como Bacchus, Vindouro, Terravino, Cinve, Concurso Pequeñas D.O.´s, MonoVino, Baco, premios AEPEV y puntuaciones de hasta 92 puntos Peñín en algunos de sus vinos.

Aunque posee viña propia, la libertad de movimientos del vigneron hace mirar a Manuel hacia otras tierras en el futuro: Arribes del Duero, Valtiendas, Toro, Bierzo, Uclés, tal vez sean (algunas ya lo son) próximamente testigos de nuevas creaciones de Finca Herrera Vignerons bajo el paraguas de su nuevo proyecto Príamo Vinos Nómadas.

¿Qué consigues con lo que haces?

Intentaré alcanzar la satisfacción de pasarle el testigo a alguno de mis tres hijos, ese es mi objetivo.

 

¿Cómo definirías a un sumiller?

Yo soy sumiller aunque ahora no ejerza... Alguien tan importante que transmite el trabajo que realiza mucha gente desde la cepa, la crianza, la botella, hasta el consumidor final, a través de una copa, para que llegue a quien realmente tiene que disfrutarlo.

 

¿Qué opinas sobre el corcho, como método de sellado en los vinos y champagne, espumosos, etc.?

El corcho es tradición; magia al descorchar, un momento que no debe desaparecer.

 

¿Para transmitir Cultura en la mesa hace falta…?

Interés, mucho interés y arraigo. Saber lo que tenemos en España y presumir, sin perder la humildad, de ello. Y sentarse a la mesa “como Dios manda”, ¡claro!… no podemos quedarnos de pie.

 

Háblanos de la biodinámica, ¿qué opinas?

Que creo en la Luna y en cuidar el campo de la manera más respetuosa y tradicional. Que la viña es sabia y agradecida, el campo nos devuelve lo que le damos.

 

¿Qué opinión te merecen los vinos naturales?

Es un concepto muy amplio y difícil de definir. Respeto pero no comparto demasiado algunos vinos “excesivamente naturales” digamos...

 

¿Qué es lo que te más te gusta de tu profesión?

Que me hagas esta entrevista compartiendo juntos uno de mis vinos.

 

¿Agricultura moderna o tradicional?

Yo soy de Cicerón. Totalmente tradicional.

 

Para que un vino te impresione ha de ser…

Honesto, franco, que tenga algo especial y te emocione. No necesariamente perfecto, fragante, amable y de trago largo.

 

Háblanos de tus comienzos:

Monté un bar en 1994. Ofrecía canapés, cerveza y vinos; fue de los primeros en Madrid en vender vinos por copas en una pizarra en 1994. La vocación de viñador viene mucho más tarde por un montón de circunstancias.

 

¿Qué opinas Parker o Peñín?

Paso palabra. Hay mucha más gente que define vinos igual de bien. El papel lo aguanta todo. Prefiero producto nacional si me das a elegir.

 

¿Qué opinas de las actuales cifras de exportación?

Que son muy macro y se refieren, sobre todo, a granel. Hay que conseguir valor y apoyar a los pequeños productores para que exportemos más.

 

¿Qué opinas de los actuales precios que se pagan al agricultor?

De vergüenza. No tengo palabras.

 

Háblanos de la excelencia de armonizar gastronomía con vino, ¿qué criterio sigues?

En España tenemos la suerte de tener, sin duda, los mejores productos del mundo y los mejores, y sobre todo más variados, vinos. ¿Quién puede tomar Jerez y jamón de bellota fuera de España? ¿Quién puede comer lechazo asado y tinto del Duero, si no es en España?¿Quién puede tomar butifarra con cava para almorzar a media mañana?¿Quién puede igualar la combinación de los blancos gallegos con su marisco?

Empecemos por lo sencillo, por merendar en el campo un trozo de queso, chorizo con pan y vino. Luego podemos hablar horas de armonías más complicadas...

 

¿Cuál es tu filosofía, en relación al mundo del vino?

Sencillez, hacerlo fácil, desde la familia reunida a la mesa, desde los amigos, desde una barbacoa a una cena romántica. Hay que quitar corsés y complicaciones. El vino es un compañero amable y fiel, nada más. El vino es celebrar. El vino debiera ser felicidad.

 

¿Qué opinión te merece un enólogo?

Personas a las que tengo mucho respeto. Mi abuelo y mi padre eran enólogos, yo sólo hago vinos con lo que me enseñaron y mi intuición. Me parece la profesión más bonita del mundo.

 

¿Qué vino sería el perfecto para ti?

No existe el vino perfecto, gracias a Dios. Quizá exista el momento perfecto para cada vino y hay que buscar, sin duda, cada vez más esos momentos… ¡que el tiempo vuela!

 

Y por último defínete en una frase:

Soy Manuel, el hijo de Pascual Herrera, y para este punto, voy a tomar una cita de Víctor Hugo:

“El sueño del héroe es ser grande en todas partes y pequeño al lado de su padre “

 

Vaya esta entrevista en su honor y en su memoria. Gracias Mar.

 

< Pascual, el Cruyff del vino. Parte II

 

Mar Galván  
Mar Galván
Delegada Cataluña Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino AEPEV - FIJEV.
Enóloga, Sumiller, Experta en catas, Analista de Productos Agro-alimentarios, Escritora y Poeta.

 




Pascual, el Cruyff del vino. Parte III" data-width="600">
Marida tu vida con vino
Lallemand
 
VinoEmpleo
 
Diam
 
Della Toffola
 
Esto es Vino
 
LIEC QUALITY CONTROL
 
Enartis








Video de la semana
World Bulk Wine Exhibition 2017