'Catar, Catar y volver a Catar' en la XXV edición de la Cata de los Vinos de Ribeira Sacra, el sabor de un paisaje



'Catar, Catar y volver a Catar' en la XXV edición de la Cata de los Vinos de Ribeira Sacra, el sabor de un paisaje" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 04/09/2019

'Catar, Catar y volver a Catar' en la XXV edición de la Cata de los Vinos de Ribeira Sacra, el sabor de un paisaje

La XXV edición de la Cata de los Vinos de Ribeira Sacra tuvo lugar los días 4 y 5 de julio, en el Balneario de Augas Santas en la localidad de Pantón (Lugo) y como siempre estuvo organizado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribeira Sacra, que en esta edición cumple sus bodas de plata.

El jueves día 4, tuvo lugar la pre-cata de selección y el viernes 5 se celebró la cata final. Participaron un total de 31 bodegas, con 67 vinos, de los cuales 17 fueron blancos, 32 tintos y 18 de otras añadas. De ellas, a la fase final sólo pasaron 10 referencias de la categoría de tintos y 6 para las categorías de vinos blancos y vinos de otras añadas.

Los premiados en la fase final fueron los siguientes:

En la categoría de blancos:

  • Primer premio: Abadía da Cova de Adegas Moure
  • Segundo premio: As Glorias, Adegas Amedo
  • Tercer premio: Viña Vella de SAT Virxe dos Remedios

En la categoría de tintos:

  • Primer premio: Cruceiro de la bodega Ramón Marcos Fernández
  • Segundo premio: Abadía da Cova de Adegas Moure
  • Tercer premio: Casa Moreiras Selección de Casa Moreiras S.L.

En la categoría Vinos de Otras Añadas:

Las 2 medallas de oro recayeron en: 

  • Capador, vino tinto summum barrica 2017 de la bodega Manuela Valdés Pérez
  • Sollío, Mencía barrica 2017 de la bodega Juan Alberto Álvarez Rodríguez.

El concurso marca algunas condiciones para poder participar. No sólo deben ser vinos elaborados por bodegas inscritas en la propia denominación y que se encuentre en fase de comercialización, sino que para vinos blancos y tintos el volumen mínimo de la partida no debe ser inferior a 1000 litros y las existencias mínimas en el momento de la recogida ser de 500 botellas; mientras que para la categoría de otras añadas será un volumen de partida no inferior a 500 litros, con unas existencias mínimas de 300 botellas, en recogida.

Para este concurso, los técnicos del Consejo Regulador recogen las muestras, eligiendo 3 muestras al azar de entre el stock de la bodega. Las cuales son embolsadas y precintadas ante notario y convenientemente custodiadas hasta que empezamos a catar.

En esta edición el panel de cata estaba compuesto doce expertos catadores profesionales ligados al mundo del vino y de la vitivinicultura, entre los que se encontraban enólogos, técnicos, sumilleres, periodistas y comunicadores especializados como Víctor Cortizo Fontán, Humberto Loureiro Argullós, Ana María Martín Abild, María Isabel Mijares y García-Pelayo, Estrella Gabriel Rodríguez, Miguel Ángel Martín, Francisco Sauco Sánchez-Casas, Manuel Ángel Capote Pérez, Waldo Carreiras Albo, José María Martínez Alonso, Adela Richer Moreno-Luque y Pepe Beiro Martínez Alonso.

El acto de ceremonia de entrega de los premios a las bodegas fue en el Balneario de Augas Santas en la localidad de Pantón (Lugo), donde se dieron cita bodegueros, vocales del CRDO Ribeira Sacra y personal laboral del mismo, medios de comunicación, así como representantes de la Administración Autonómica y Local, donde fuimos testigos de honor de cómo se iban desvelando los premios de las tres categorías que forman el concurso, para después pasar a la tradicional comida.

El Consejo Regulador de la D.O. Ribeira Sacra utilizó como premios botellas de olería de Gundivós, que fueron entregados por las autoridades y representantes presentes de las diferentes administraciones públicas.

 

Enamorarse de la Ribeira Sacra

Durante cinco días, también tuvimos la oportunidad de visitar diferentes lugares y poder enamorarnos todavía más de la Ribeira Sacra.

El primer día visitamos Adegas Moure, (adega en gallego significa bodega), donde pudimos disfrutar de una cata de todos sus vinos, incluido uno de la variedad caíño que va a dar mucho que hablar además de sus orujos. Todo ello lo disfrutamos viendo el precioso río Miño y su atardecer desde su espectacular mirador, recientemente inaugurado. No os lo podéis perder.

La tarde del segundo día a bordo de Quinta Sacra pudimos ver donde se realiza la ruta fluvial “El Cauce de lo Humano y Divino” por el rio Sil y disfrutar de una cena en “la taranxela”

El tercer día por la tarde fuimos a admirar el románico de la zona del Miño visitando San Paio de Diomondi, Santo Estevo Ribas de Miño y el mirador Cabo do Mundo.

El cuarto día por la mañana visitamos Adega Monte Da Boga, con una cata vertical y una comida y por la tarde fuimos a la bodega Regoa donde tuvimos otra cata vertical, pero antes con su propietario pudimos conocer los viñedos donde se realiza la llamada viticultura heroica.

Tal nombre viene dado por la pronunciada inclinación de las laderas donde se sitúan los viñedos, distribuidos en terrazas o bancales, haciendo que viticultores y bodegueros desafíen al vértigo cada vez que trabajan las viñas. Las condiciones del terreno complican mucho el trabajo con las cepas y su posterior vendimia, donde es imposible la mecanización, con la excepción de carriles puntuales en algunas viñas, para trasladar cajas en vendimia.

Todo el trabajo lo hacen las manos, los brazos y las espaldas; de estas heroicas personas, pues moverse entre las cepas es un ejercicio de acrobacia, donde en algunos casos necesariamente deben trasladar la uva en barcas.

La jornada terminó cenando en la Cantina dos Avós.

El domingo que fue el último día y como colofón nos fuimos a seguir disfrutando del románico en este caso de la zona de Pantón, en el cual se encuentran el precioso Monasterio Cisterciense de Ferreira, la iglesia monástica de San Fiz de Cangas y Santo Estevo de Atan.

Han sido días para seguir enamorándome más de esta zona de Galicia donde el sabor, la luz, el color de su paisaje y de sus gentes te dejan un recuerdo tan grato que antes de irte ya estás con ganas de volver. Como ya he comentado en otras ocasiones, os aconsejo que no dejéis de visitar esta preciosa, extraordinaria y admirable zona, pues son tantas las cosas que he podido ver que no tengo suficiente espacio para contarlo todo y lo mejor es vivirlo uno mismo.

 

Miguel Ángel Martín  
Miguel Ángel Martín
Director de Enocata.com

 




'Catar, Catar y volver a Catar' en la XXV edición de la Cata de los Vinos de Ribeira Sacra, el sabor de un paisaje" data-width="600">
Enolviz
Lev2050
Della Toffola
 
Esto es Vino
 
LIEC EXPRESS








Video de la semana
Enofusión ya prepara su edición 2020.
Así se desarrolló en 2019.