Sanciones a quien incumple sí. Persecución no



Sanciones a quien incumple sí. Persecución no" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 31/01/2019

Sanciones a quien incumple sí. Persecución no

El tema de esta semana es difícil de tratar. Partimos de la base de que todo el mundo debe cumplir con la ley, pero quiero hacer algunas matizaciones que, mal entendidas, pueden parecer que disculpan el incumplimiento.

Por un lado, se han sancionado a 16 empresas de Castilla-La Mancha por chaptalizar los mostos para incrementar el grado de sus vinos; actividad no permitida por la ley en España, aunque sí en otros países. Sin embargo, chaptalizar para incrementar el grado, no es lo mismo que hacer vino fermentando azúcar.

Si nos remontamos a la vendimia pasada, había partidas de uvas que, por su gran producción, llegaban a las bodegas con 7, 8 o 9º, que nos daban vinos con esas graduaciones alcohólicas o incluso inferiores. En esta situación, aunque esté prohibido, hubo quien, con el único fin de mejorar esos vinos, de poder comercializarlos (aunque incumpliendo la ley), efectivamente, optaron por una chaptalización. En este caso, no se trataba de incrementar la cosecha, sino de incrementar el grado y convertir ese vino que no valdría para nada, que ni siquiera sería considerado legalmente como vino, en un vino comercializable.

Francia lo hace legalmente cada año. Por tanto, no hay que demonizar esta actividad de cara al consumidor, como he leído en algunos sitios, calificándolo casi de veneno.

Y qué quieren que les diga, yo siempre he defendido que en la Unión Europea todos debemos ser tratados por igual, y si un país puede chaptalizar, los demás lo deberíamos poder hacer siempre. También es verdad que siempre lo he defendido, pero obligando a utilizar para ello mosto de uva, no azúcar ajena a la que tiene la uva.

Creo que quien lo ha hecho era más por intentar defender ese vino que tendría mala o nula comercialización. Y aunque no pueda ni deba justificarlo en el aspecto legal, sí lo hago en el comercial y pido que sirva para llevar nuevas propuestas a Europa para que esto sea debidamente legislado.

Visto lo visto, con la persecución a la que es sometido el elaborador año tras año, por determinadas personas y algunas entidades, de forma casi acosadora, quizá la mejor manera de responder sería no admitir uvas en esas condiciones y que se las llevaran a la puerta de sus casas a ver qué hacían con ellas quien acosa al sector elaborador particular.

Por otro lado, aunque sigamos hablando de denuncias, otras 43 personas han sido sancionadas, principalmente por incumplimiento en el plazo de pago de los treinta días desde la entrega de la factura de uvas. A este respecto comentar solamente lo que un implicado me ha contado: entregó al agricultor el cheque en fecha y plazo legal, este hombre se fue de viaje, lo cobró a los quince días, vencido el plazo de los 30 días y al ver este pago fuera de plazo, ha sido sancionado, supongo que el recurso le sea aceptado, y no hay más comentarios a este respecto.

En resumidas cuentas, creo que algunos van por mal camino, cuando se ve un odio inusitado hacia una parte del sector, la más pequeña, pues el elaborador particular no representa más del 15-20%, y que, de forma reiterada, es sometido a un acoso, a una presión, a unos insultos y a unas pretensiones que creo no son de recibo. Y ya digo, muchos se están hartando, pretenden presionar ellos a la vez, simplemente con una selección de uvas, unos precios y unas admisiones que pueden perjudicar bastante al sector, cuando nunca ha sido así. Y simplemente por una o varias personas, y por algunas entidades que permiten estar todavía a estas personas.

Y a buen entendedor, con pocas palabras bastan.

Javier Sánchez-Migallón  
Javier Sánchez-Migallón
Director Ediciones Albandea y El Correo del Vino

 




Sanciones a quien incumple sí. Persecución no" data-width="600">
Enolviz
Lev2050
Della Toffola
 
Esto es Vino
 
LIEC EXPRESS








Video de la semana
Enofusión ya prepara su edición 2020.
Así se desarrolló en 2019.