Los vinos sevillanos muestran su poderío en la entrega de premios AEPEV



Los vinos sevillanos muestran su poderío en la entrega de premios AEPEV" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 24/04/2019

Los vinos sevillanos muestran su poderío en la entrega de premios AEPEV

Sevilla ha sido escenario, como paso previo a su universal Semana Santa, de la entrega de premios de la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (AEPEV), gracias al esfuerzo de Sabores de la provincia de Sevilla, impulsados por la Diputación Provincial, y de la Asociación de Productores de Vinos y Licores de Sevilla.

Son poco más de 300 hectáreas de viñedo divididas entre cuatro áreas claramente diferenciadas: Aljarafe, Campiña, IGP de la Sierra Norte y Bajo Guadalquivir, donde se ubica la DOP Lebrija, única de la provincia de Sevilla y a la que solo pertenece la bodega González Palacios, un lagar que apuesta claramente, el pueblo se encuentra a escasos kilómetros de Jerez, por blancos con crianza biológica bajo velo de flor como Frasquito o con crianzas oxidativas más potentes y atrevidas como su Lebrija Old 1986.

Es en este mismo territorio, concretamente en el centro del pueblo, se ubica Bodegas Halcón, fundada en 1711 por el marqués de San Gil, y hoy gestionada por Margarita Halcón, con la vista puesta en Jerez y con la elaboración de vinos de licor como el oloroso Zamarrita y el palo cortado La Giraldilla. Todo ello en una hacienda llena de encanto y que fue despacho de vino desde el siglo XVIII.

La Sierra Norte de Sevilla abarca un parque natural de 177.000 hectáreas y está marcada por el verde de las dehesas, la omnipresencia de encinares y una amplia flora y fauna mediterráneas que entroncan con Sierra Morena. Es en esta zona histórica, que albergó más de 3.000 lagares en la antigüedad, donde se dan cita algunas bodegas con visión vanguardista como Colonias de Galeón, dirigida por Elena Viguera y Julián Navarro, que han superado con creces la apuesta granelista que se dio en el área en los años 60. Variedades foráneas como Chardonnay, Merlot, Cabernet franc o Syrah están dando paso, en su nueva finca en Constantina (Viña Vieja) a variedades autóctonas. El primer paso está dado con Lincesa, monovarietal de tintilla de Rota (graciano).

En el Este de la capital, entre los ríos Guadalquivir y Guadiamar, se extiende el Aljarafe sobre las poblaciones de Espartinas, Umbrete y Villanueva del Ariscal, un oasis de la producción de mostos, vinos turbios de bajo grado que se demandaban en las tabernas populares. Pero su grandeza reside en la uva blanca Garrido fino, con la que habitualmente se elaboran vinos generosos y que Bodegas F. Salado, con más de 200 años de existencia, ha llevado a la excelencia con espumosos que utilizan como vino base el oloroso Don Curro. Una bodega, que es santo y seña por sus instalaciones y buen hacer.

Y Sevilla, además de su color especial, tiene también la impronta de sus espirituosos centrados en la Sierra Norte, donde Cazalla, que da nombre genérico a buena parte del aguardiente español, llegó a tener más de 200 destilerías y donde Carmona se ha reinventado con su destilería Puerto de Indias, cuyos propietarios llevan el anís en el corazón, aunque haya sido la ginebra la bebida que les ha puesto en el mapa y que ha llevado su facturación de los 120.000 euros de 2012 a los 60 millones de euros de 2018. Un milagro que va a crecer por otros nuevos destilados como el vodka, el ron o unos nuevos anisados que prometen dar que hablar.

 

José Luis Murcia

 
José Luis Murcia
Periodista. Presidente de AEPEV-FIJEV.

 




Los vinos sevillanos muestran su poderío en la entrega de premios AEPEV" data-width="600">
Enolviz
Lev2050
Della Toffola
 
Esto es Vino
 
LIEC EXPRESS








Video de la semana
Enofusión ya prepara su edición 2020.
Así se desarrolló en 2019.