Una producción elevada para una campaña esperanzadora



Una producción elevada para una campaña esperanzadora" data-width="450" data-show-faces="false" data-send="true">


Día 30/10/2018

Una producción elevada para una campaña esperanzadora

Los datos de Coyuntura Vitivinícola Mundial, presentados durante la semana pasada en París por parte de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), nos hablan de una cosecha elevada cuantificada en 282 millones de hectólitros, que supone la cuarta en importancia en lo que va de siglo, solo superada por los 298 millones de hectolitros de 2004, los 290 millones de hectolitros de 2013, que tan caótica fue para España, y los 283 millones de hectolitros de 2006.


La buena noticia es que esta cosecha, abundante pero no exagerada, llega tras la zafra más pobre del siglo, la del pasado año, en la que solo se elaboraron 251 millones de hectolitros que, a la postre, han sido insuficientes para abastecer el mercado mundial con regularidad. Y los precios, además, se han disparado en muchos casos, especialmente en las transacciones de vino a granel.

Los principales productores (Italia, Francia y España) se preparan para competir con sus nuevos vinos, que llegan con incrementos sustanciales, pero no lejos de sus medias. Es el caso de Italia, que alcanzaría los 48,5 millones de hectolitros, en Francia que incrementaría su producción en un 27%, tras una campaña anterior horrible, hasta los 46,4 millones de hectolitros y España, con casi 41 millones de hectolitros, en todos los casos excluidos mostos y zumos de uva, que supondría un 26% más que el pasado año, pero sin llegar a una cosecha tremebunda.

Eso sí, en Europa no solo son los grandes productores los únicos que suben su producción, así, Alemania espera una cosecha cercana a los diez millones de hectolitros, Rumanía llegaría a 5,3 millones de hectolitros, Hungría rozará los 3,5 millones de hectolitros y Austria se situaría en el entorno de los tres millones de hectolitros. Por el contrario, Portugal tendrá una cosecha corta, menor en un 22%, de 5,3 millones de hectolitros, igual que Grecia que se situaría en los 2,2 millones de hectolitros.

Estados Unidos, por su parte, prevé vinificar en torno a los 24 millones de hectolitros como el año pasado, suben Argentina y Chile hasta los 14,5 y los 13 millones de hectolitros, respectivamente, mientras Brasil cae hasta los tres millones.

La sequía ha hecho mella en Sudáfrica con una cosecha de 9,5 millones de hectolitros, aunque otras fuentes apuntan a algo menos, mientras Australia vuelve a su media, tras dos importantes cosechones, con 12,5 millones de hectolitros. Nueva Zelanda, por su parte, vuelve por sus fueros hasta los tres millones de hectolitros.

Con estos datos, la X Edición de la World Bulk Wine Exhibition llega en un momento apasionante, ya que, de momento, las noticias de una mayor cosecha no han hecho gran mella en los mercados.

 

José Luis Murcia

 
José Luis Murcia
Periodista. Presidente de AEPEV-FIJEV.

 




Una producción elevada para una campaña esperanzadora" data-width="600">
Enolviz
Lev2050
Della Toffola
 
Esto es Vino
 
LIEC QUALITY CONTROL








Video de la semana
World Bulk Wine Exhibiton 2018